nuez macadamia

Macadàmia – Macadamia – Macadamia Ternifolia

El aceite de macadamia se utiliza esencialmente en la producción de productos cosméticos, ya que contribuye a la hidratación de la piel.

La macadamia contiene una elevada concentración de ácido palmitoleico, ácidos grasos y es especialmente rico en ácido oleico, ácido linoleico, vitamina E y esteroles (Avenasterol). Estos componentes le otorgan propiedades suavizantes y calmantes.

Categoría: .

Descripción del Producto

La Macadamia es una planta de la familia de las proteáceas. Se trata de un arbusto o un árbol siempreverde de 2 a 12 metros de altura. Sus hojas miden de 6-30cm de largo por 2-12cm de ancho, y su forma es lanceolada con bordes enteros o aserrados en función de la variedad.

El fruto de la macadamia es comestible en algunas especies. Se encuentra en la semilla y contiene generalmente una nuez, aunque raramente puede contener dos.

Su área de producción natural se encuentra en el este de Australia, Nueva Caledonia, Indonesia y las Célebes. Hay 2 especies de macadamia introducidas en China (Macadamia Integrifolia y Macadamia Tetraphylla), pero no es el caso de la Macadamia Ternifolia (la utilizada para la producción de aceite de Macadamia). También se cultiva en Hawai y Costa Rica, así como en otros países del centro y sur de América y sur de África.

PRODUCCIÓN DEL ACEITE DE MACADAMIA

Del fruto de la macadamia (conocido por diversos nombres: macadamia, nuez de arbusto, nuez de macadamia, nuez maroochi, Queensland nut, y kindal kindal o jindilli para los aborígenes australianos) se extrae una semilla que es comestible solamente en dos especies: Macadamia integrifolia y Macadamia tetraphylla.

En el caso de las otras especies, las nueces son venenosas para el consumo por la presencia de glicósidos, aunque estos glicósidos pueden ser eliminados mediante diversos procesos ya conocidos por los aborígenes. Por tanto, estas semillas se utilizan únicamente para la producción de aceite vegetal de macadamia.

El aceite se obtiene por prensado en frío del fruto crudo de la nuez de macadamia. Gralinco distribuye el aceite de Macadamia de la variedad Macadamia Ternifolia.

PROPIEDADES DEL ACEITE VEGETAL DE MACADAMIA

El aceite de macadamia es un fruto con un elevado porcentaje de grasa (superior al 70%). Contiene ácido palmitoleico, ácido graso omega 7, y es rico en ácido oleico, ácido linoleico, vitamina E y esteroles (Avenasterol). Todos estos componentes le confieren propiedades suavizantes y calmantes.

A pesar de su elevado contenido en grasa, es un aceite fino, fluido y ligero que se absorve rápidamente sin causar sensación grasa.

El olor del aceite de macadamia es suave y agradable, recuerda al aroma de “nuez tostada”, lo que facilita su uso la en cosmética. Su coloración amarilla clara, casi transparente.

Como es rico en ácidos omega 9, es un aceite estable que puede conservarse durante un largo tiempo sin sufrir alteraciones. Por tanto, puede utilizarse como vehículo de aceites esenciales.

APLICACIONES DEL ACEITE DE MACADAMIA

Por su alto contenido en ácido palmitoleico, tiene aplicaciones cosméticas muy interesantes. Este ácido graso monoinsaturado es el responsable del metabolismo de los lípidos, contribuyendo a la hidratación de la piel y protegiendo ante agentes externos (sol, viento, frío…). Ayuda a retener y mejorar la humedad de la piel, sin taponar los poros.

Es un aceite que aporta elementos nutritivos, lo que ayuda a mejorar la luminosidad y la elasticidad de la piel. Penetra en la piel con facilidad.

El ácido oleico que contiene aporta propiedades antiinflamatarias, que pueden utilizarse tanto en la cosmética facial (cuidado del cutis) como en la cosmética capilar (para tratar la caída del cabello y en tratamientos anti-caspa, ya que sus propiedades percutáneo-estimulantes estimulan el cuero cabelludo).

Puede introducirse en cosmética formulada para el tratamiento de la zona de contorno de ojos.

Es un aceite que hidrata la piel sin causar sensación grasa. Por tanto, es ideal para la producción de jabones y también puede utilizarse en cosmética con aplicaciones de piel grasa.

Por su efecto calmante, puede introducirse en formulaciones para después del depilado, aftersun y en productos para el cuidado de la piel del bebé.

Precauciones

 

  • El aceite vegetal de macadamia puede producir sensibilidad en personas con dermatitis.

  • Las personas con alergias a determinados “frutos secos” podrían encontrar incompatibilidad en el uso de cosméticos preparados con este ingrediente.

Información adicional

Ecológico

Si

Opiniones

No hay reseñas todavía.

Leave Comment

Sé el primero en opinar “Macadamia”

clear formSubmit